sábado, 12 de abril de 2014

Miguel Delibes, Los santos inocentes.

Una novela sobre la España de la dictadura escrita en la democracia, una breve novela experimental que expresa un mundo sórdido en el que sobrevivir es el objetivo, en el que mantener el trabajo y dar de comer a la familia es lo que cuenta. Una novela en la que Delibes conjuga el mundo de la caza que le apasiona con el mundo que denuncia, porque focalizar la atención sobre estos personajes no es casual. Se trata de una historia expresada desde el punto de vista del oprimido pero manteniendo una distancia,  en la que la ausencia de cordialidad entre los personajes provoca angustia y frustración. 

Una novelita que muestra una forma de ver el mundo que la aproxima a la novela y cine de los 50-60 extranjera: el neorrealismo italiano, la novela realista innovadora de la generación perdida, la novela francesa experimental de Proust...  Pero también es una novela que entronca con la tradición española: la narración tradicional con recursos de la oralidad, el realismo de posguerra que va del tremendismo a la postura crítica, la confusión entre trabajador y siervo o esclavo propia de la posguerra y de cualquier situación de desigualdad económica, cultural y social, el señorito con antecedente en el don Juan y con presencia en la España rural del siglo XX...

28 comentarios:

Enrique Carrera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Joaquin Bellera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Pilar Baron dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jana Lalueza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jana Lalueza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jana Lalueza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Bea Casas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ivan Ger dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Beatriz Cosculluela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Beatriz Cosculluela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jana Lalueza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Bea Casas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
ines3a dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ivan Ger dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ivan Ger dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Laura Bandrés dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Laura Bandrés dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Laura Bandrés dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Toño Castillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Carlos Bermejo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Carlos Bermejo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Carlos Bermejo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Maria Cabrero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Maria Cabrero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Maria Cabrero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
David Cañete dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.