domingo, 25 de abril de 2021

Cómic Gaza Amal, Historietas de mujeres valientes

Hace unos meses tuvimos la suerte de contar con la ponencia de UNRWA y de Susanna Martín, la autora del cómic o novela gráfica breve Gaza Amal, Historietas de mujeres valientes. Se trata de una obra en la que se muestran las historias de varias mujeres en la franja de Gaza bajo el conflicto entre Palestina e Israel. La ilustradora emplea colores y nombres simbólicos para iluminar las vidas de esas mujeres ante nuestros ojos. 

Una charla de lo más interesante que esperamos poder realizar en otro momento con el alumnado.

Si quieres leer información sobre la autora y la historia del cómic pincha en la imagen.

Nos han regalado varios ejemplares para poder trabajar estas historias.


jueves, 22 de abril de 2021

BIBLIOTECA DE IGUALDAD IES MARTÍNEZ VARGAS

 Gracias a El REY ROJO de la COMUNIDAD DE LECTURA DE SOMONTANO que ha hecho posible que nuestra biblioteca de igualdad sea visible en un momento tan difícil como este en el que tenemos la bilbioteca cerrada y sin préstamo por protocolo COVID-19.

Aquí puedes ver esos títulos que tenemos y si pinchas en la página 

de El Rey Rojo puedes además leer un fragmento. Estupenda idea.


Aquí tienes unas imágenes para abrir el apetito lector.







miércoles, 13 de mayo de 2020

CAMPANAS EN LA NOCHE, texto escrito por el alumnado de 1º ESO B

Durante estos últimos días de confinamiento por el coronavirus el alumnado de 1º ESO B ha escrito de manera compartida una historia con dos indicaciones: escribir entre tres y cinco líneas y continuar la historia escrita por el compañero/a anterior. Esperamos que os guste.

CAMPANAS EN LA NOCHE


Érase una fría mañana de invierno, en una ciudad poco poblada al norte de Salamanca. Dicen los que todavía pueden contar la historia que, apenas sonaron las últimas campanadas de la noche en la iglesia de la plaza Mayor, se oyeron unos gritos. En el interior de una casa modesta varias personas estaban reunidas entorno a una mesa. Sobre ella, brillaba la luz de un candil y varias personas murmuraban extrañas palabras señalando... 
A un personaje bastante particular, era alto, con vestimenta distinguida entre las otras personas y un sombrero de copa que él negaba quitarse aunque estuviese en un sitio cerrado. Se llamaba Victoriano y venía de parajes lejanos a ver a un amigo de aquí que le contó la historia del fantasma en la torre. Victoriano se ofreció a ayudar a resolver el caso, porque en ese pueblo podía pasar cualquier cosa… (escrito por Julia Sanz)  
Las dos familias polacas que llevaban un año y medio viviendo en una casa modesta en nuestro pueblo discutían en su lengua madre. Los dos hermanos pensaban en contárselo a Victoriano para que les ayudará a descubrirlo, pero sus mujeres decían que no porque les iban a tratar de locos. Estaban confusos. Tenían miedo. Ni ellos entendían lo que había pasado la noche anterior. ¿Cómo contarlo a un desconocido? ¿Realmente el tipo del sombrero podría ayudar? (escrito por Marcos Santiago)
No sabían si podían confiar en él. Tampoco sabían si lo que habían visto la noche anterior serviría para ayudar en la investigación, pero al final decidieron hablar con el señor del sombrero. 
Le contaron que la noche anterior vieron a una mujer entrar en la iglesia, iba con un vestido blanco, parecía que no quería que nadie la viese. También llevaba algo en una cesta, era algo que brillaba, pero no sabían lo que era… (escrito por María Torres)
Los dos hermanos permanecieron escondidos tras unos árboles, apenas respiraban, estaban paralizados por el miedo, no eran capaces de articular palabra, solamente se miraban el uno al otro… esperando sin saber qué, a que algo sucediese. Pasaban los minutos, que a ellos le parecían horas, sin suceder nada. Al cabo de un largo tiempo, no se sabe cuánto, se abrió la puerta de la iglesia y … ( escrito por Iago Morales)
Salió la mujer, que describieron la noche anterior, pero la cesta estaba vacía, ya no estaba el objeto brillante, ¿qué había pasado dentro?¿se lo había entregado a alguien? Ellos habían estado casi toda la noche esperando fuera. Después de que la mujer se alejara, ellos se introdujeron en la iglesia y nada más entrar escucharon el grito de una mujer joven y corrieron en esa dirección. Al cabo de unos minutos corriendo se dieron cuenta de que la iglesia estaba encantada… (escrito por Julia)
En la iglesia no había nadie, buscaron por toda la iglesia y no encontraron a nadie, aunque había algo que les llamó mucho la atención, era un mesa llena de comida. Había comida para cuatro personas, se habían comido casi toda la comida de los platos, pero no había nadie, ni en las capillas ni en el comedor… Pero pudieron escuchar algo, en el piso superior había alguien caminando. ( escrito por María Torres)
Se oían pasos sigiloso y al fondo del pasillo se veía la silueta de una persona corpulenta, con voz grave que hablaba con una mujer de pequeño tamaño, llevaba un camisón hasta los pies que le cubría hasta las muñecas. Llevaba algo en la mano, no se percibía lo que era. Mantenían una conversación  un poco alterada, discutían. Algo no iba bien, parecían un poco enfadados. (escrito por Ainhoa Gonzalez).
Pawel y Szczepan, los hermanos polacos, se acercaron lentamente y se ocultaron detrás de un baúl. Les sorprendió el aspecto de las personas, el rostro del hombre corpulento tenía un bigote grande y marrón, una nariz inmensa pero lo que más llamaba la atención era que llevaba un hábito de monje.
 La niña le dio un  objeto cortante y muy brillante, él lo cogió y se marchó corriendo por la escalera que llevaba al campanario y la niña se quedó… (escrito por Mario)     
Sorprendida al ver cómo aquel hombre se fue tan rápidamente. Ella decidió seguirlo para ver hacia dónde iba. Mientras corría le daba la sensación de que alguien la estaba observando pero ella siguió corriendo, hasta llegar al campanario. Cuando llegó no había nadie. La sensación de que alguien la estaba observando hizo que la niña saliera corriendo de ahí. Cuando llegó a las escaleras dejó de darle la sensación de que la observaban. Se quedó parada en las escaleras durante varios minutos y de repente escuchó un golpe fuerte …(escrito por Lucía)
Que Pawel dio en su afán por esconderse tras el baúl para evitar que los sorprendieron y poder así averiguar qué eran esos extraños fenómenos que se comentaban que ocurría en la iglesia. No se dio cuenta que junto al baúl, en el suelo, había una pequeña caja de madera cerrada con un candado, con la que tropezó, haciéndole caer, golpeándose la cabeza contra el suelo, lo que provocó que por unos segundos quedase inconsciente y cuando recuperó la consciencia… (escrito por Iago Morales)
Vio un charco de sangre que le rodeaba, se tocó la cabeza y empezó a sentir sangre cayendo de su cabeza, comenzó a asustarse porque no veía a su hermano Szczepan alrededor. Empezó a levantarse lentamente del suelo, cuando consiguió levantarse vio un rostro aterrador, era de un hombre que tenía una mirada muy siniestra y una sonrisa malvada, vio que el hombre llevaba un 
bate con él. Alzó el bate hacia arriba y le dijo… ( escrito por David Vergilov)
-¿Dónde está tu hermano? -le preguntó el hombre con cara amenazante. Pawel no le respondió. El siniestro hombre le volvió a preguntar en un tono más elevado, el polaco en ese momento se desvaneció y …(escrito por Martina Jovellar)
En el momento en el que desapareció, el hombre corpulento ataviado de monje no se lo esperaba por lo que cuando volvió a girarse, vio aparecer a Szczepan con una piedra con la que rápidamente le golpeó. Cuando Szczepan vio que la piedra lo dejó inconsciente aprovechó…(escrito por Helen tremosa)
Para echar a correr,  cada vez corría más rápido y, cuando ya no se veía al supuesto monje, se paró a descansar. Retomó el camino por otro lado para evitar encontrárselo, llegó hasta su hermano que despertaba…(escrito por Mariana)
Los dos hermanos salieron corriendo de la iglesia, asustados, aterrorizados...mirándose el uno al otro, sin saber realmente qué es lo que había pasado ni qué es lo que habían visto. Tras caminar un rato se sentaron a descansar y a intentar encontrar una explicación lógica a todo lo que había ocurrido, sin saber a quién contárselo y dónde buscar ayuda… Cuando de repente, a lo lejos vieron una intensa luz acercándose a ellos y … ( escrito por Iago Morales)
Cuando se giraron vieron a la niña que se quedó quieta en las escaleras de la iglesia muy asustada con un corte en el brazo y los hermanos decidieron llevársela a su casa para curarla, una vez en su casa le preguntaron cómo se llamaba y ella les dijo que se llamaba Annabelle y ella les dio las gracias por su ayuda y los hermanos le dijeron a Annabelle que se quedara a dormir y Annabelle aceptó pero lo que ellos no sabían es que… (Escrito por Candela Miranda)
La iglesia era el único hogar de Annabelle y que era ella quien provocaba los gritos en la noche. Cuando alguien se acercaba demasiado a la iglesia o preguntaba por los gritos que se escuchaban en su interior, Annabelle estaba obligada a llevárselo al interior de la iglesia, allí lo secuestraban y lo dejaban ahí encerrados. (escrito por María Torres)
Victoriano iba anotando todo lo que decían los dos corpulentos hermanos polacos: 
- Un momento por favor, hay que hacer un resumen de todo lo que ha ocurrido y abrir un caso para descubrir lo que esconde esa iglesia maldita. Os leo lo que he apuntado mientras me contabais.
Una iglesia, una mujer que entra con algo brillante en una cesta y al dia siguiente sale sin llevar nada, un grito en el interior de la iglesia, una cena para cuatro personas, una niña en camisón con algo brillante y cortante, y un monje corpulento que corre con ese objeto al campanario, .... (Marcos Santiago)
Victoriano decidió ir a la iglesia para comprobar si era verdad porque le parecía un poco extraño todo. Cuando llegó a la iglesia empezó a escuchar gritos de muy lejos, específicamente de la torre del campanario así que subió. Una vez allí se dio cuenta de que no había nadie.
Pero lo que él no sabía era que tenía el objeto brillante y cortante enfrente suyo y no supo verlo hasta que tropezó con él. (Candela Miranda) 
Victoriano con mucho cuidado cogió el objeto cortante. Al mirarlo con atención se dio cuenta de que el objeto reflejaba a Annabelle y de él caían… (escrito por Sandra Carruesco)
Se detuvo unos instantes, respiró profundamente, se armó de valor y pensó que si seguía corriendo y huyendo, tampoco él descubriría “el misterio”. Así que Victoriano decidió retroceder sobre sus pasos y buscar a Annabelle. Al entrar a la iglesia, con la luz del día, se sorprendió al ver lo que encontró ahí, al fondo de la iglesia junto al campanario, había un especie andamio, botes de pintura, espátulas, pinceles, brochas, una antigua radio… parecía como si alguien estuviese restaurando la vieja iglesia.
( escrito por Iago Morales)
Victoriano se preguntaba en qué se estaban utilizando todos esos materiales, porque a su alrededor no veía nada en ninguna pared, ni en el techo o en el suelo.
Salió de la iglesia y fue a llamar a Pawel y Szczepan para que vinieran con él. Iba a necesitar ayuda para   encontrar a Annabelle. (escrito por Marcos Santiago)
Una vez allí con lo polacos decidió que la mejor opción era dividirse ya que la iglesia era muy grande, Victoriano y los polacos estuvieron buscando durante todo el día hasta que llegó la noche que se reunieron. Querían resolver ‘’el misterio’’ así que decidieron seguir buscando … (Escrito por Candela Miranda)
Mientras andaban, sin darse cuenta, pisaron una combinación de baldosas, y ante sus pies se les abrió una escalera de caracol.  Bajaron, porque pensaban de que habían encontrado algo. Ahí debajo estaba el constructor de la obra y el constructor al verlos… (escrito por Marcos Santiago)
Les preguntó que qué hacían allí. Ellos estaban nerviosos, sin saber qué contestar. Al fin Victoriano explicó que, por casualidad, habían encontrado el pasadizo secreto que conducía a ese lugar extraño.  No sabían qué tenía que ver ese pasadizo con el constructor quien, con algo de prisa, subió escaleras arriba y se marchó… El hombre con sombrero de copa y los dos polacos se quedaron sorprendidos y decidieron continuar por aquel pasadizo, a ver qué encontraban para aclarar todo lo sucedido. (escrito por Ainhoa Gonzalez).
Así que fueron todos juntos por aquel pasadizo que les pareció que era muy estrecho. Llegaron a un punto en el que había como cinco o seis caminos, entonces decidieron volver a separarse como en la iglesia, los caminos eran tanto buenos como malos, había tanto trampas como recompensas. Victoriano entró en uno en el que había trampas pero él se dio cuenta y esquivó todas…(Escrito por Candela Miranda) 
Se dio cuenta de que todos los pasadizos tenían algo en común y es que, aún pudiéndose acceder a ellos por diferentes sitios, todos llevaban al mismo lugar. Era como una especie de túnel subterráneo que unía el pueblo con la iglesia. Victoriano esperó a que llegaran sus compañeros polacos. Sabiendo y teniendo certeza de todo esto, lo siguiente era averiguar con qué motivo y por qué se estaba construyendo ese túnel. (escrito por Iago Morales)
Fueron a buscar al constructor por el pueblo y no lo encontraron así que como era muy tarde decidieron descansar.  A la mañana siguiente decidieron volver a buscar al constructor pero al no encontrarlo volvieron a la iglesia. Una vez allí Victoriano, Pawel y Szczepan vieron…(Escrito por Candela Miranda)
Vieron a la luz del día qué era realmente lo que había bajo la iglesia. Se sentaron en el suelo... ( escrito por Iago Morales) 
Se sentaron en el suelo y allí descubrieron varios cuadros originales de diferentes pintores españoles de distintas épocas. Todos tenían extrañamente en común una ciudad, la suya, y un personaje retratado que se reconocía con facilidad. Los tres supieron al instante quién era. Annabelle con distintos peinados y ropas retratada en varias épocas. No era posible. Cogieron entre los tres lo que pudieron y regresaron a casa. Allí Annabelle comprendió que lo habían descubierto y rompió a llorar. Les contó que aquel enorme hombre no era un monje, sino un malvado hombre llamado Adam que la obligaba a viajar en el tiempo para obtener cuadros originales que iba vendiendo en distintas épocas ganando fortunas. Ella estaba atrapada en aquella iglesia de la que no podía escapar a no ser que alguien voluntariamente la ayudara. Estaba tan agradecida que quiso repartir con ellos la fortuna que obtendrían con esos cuadros y empezar una nueva vida.


FIN

martes, 12 de mayo de 2020

DESTINOS CRUZADOS, historia de 1º ESO A.

Durante estos últimos días de confinamiento por el coronavirus el alumnado de 1º ESO A ha escrito de manera compartida una historia con dos indicaciones: escribir entre tres y cinco líneas y continuar la historia escrita por el compañero/a anterior. Esperamos que os guste.

DESTINOS CRUZADOS
Érase una fría mañana de invierno, en una ciudad poco poblada al norte de Salamanca. Dicen los que todavía pueden contar la historia que, apenas sonaron las últimas campanadas de la noche en la iglesia de la plaza Mayor, se oyeron unos gritos. En el interior de una casa modesta varias personas estaban reunidas entorno a una mesa. Sobre ella, brillaba la luz de un candil y varias personas murmuraban extrañas palabras señalando... 
Las personas reunidas en la pequeña casa se dirigieron hacia la Iglesia, donde se habían oído los gritos de terror aquella misma madrugada. Ya en la Iglesia, un hombre llamado James señaló una capilla, donde nadie se había atrevido a entrar, temiendo que algo horroroso se escondiera allí, ya que en el suelo había un rastro de sangre. (Julia Abós).
James decidió seguir el rastro pero su mujer, Emily, le paró los pies. James era valiente y su mujer era todo lo contrario, así que después de dejarles clara su opinión, sobre seguir el rastro, Emily se fue a avisar a la policía. James como si su mujer no le hubiera dicho nada siguió el rastro, que  se acababa en la puerta trasera de la iglesia. A continuación se  sentaron en unos bancos de madera desgastada y comenzaron a escuchar unas sirenas de coche de policía…( Candela☆
A lo lejos se veía a Emily alterada y acompañada por seis coches de policía. Al llegar lo primero que hizo la policía fue interrogar a James y a sus compañeros; después siguieron el rastro intentando averiguar algo. Entonces fue cuando la policía se dio cuenta. En una capilla próxima encontraron…(Paula Guiral)
Un revólver de calibre 38. Inspeccionaron un poco más la zona, pero no encontraron ningún indicio que les llevará a sospechar de alguien. La policía llamó a los de criminalística para que analizaran la sangre e inspeccionaran el revólver. Afortunadamente… (Escrito por Lucía Martínez). 
La policía especial llegó al pueblo esa misma tarde. Se llevaron a todos los presentes en aquel momento a la comisaría de la ciudad de Salamanca. Les fueron interrogando uno a uno. Cuando acabaron les dijeron que no salieran de la provincia porque tenían que seguir con la investigación. Más tarde las personas regresaron a la casa del pueblo. (Escrito por Daniela Mur).
James y Emily no estaban conformes con la reacción de la policía y decidieron salir al amanecer para ver si encontraban alguna pista oculta alrededor de la iglesia. Al llegar, estaba toda la zona acordonada y no se podía entrar, pero James recordó que de pequeño sabía una entrada secreta...(Escrito por Samuel Izquierdo)
Y es que James y Emily, que habían nacido y vivido en esa pequeña ciudad Salmantina, conocían muy bien todos los rincones de la villa. Accedieron al interior de la iglesia a través de una cueva que llevaba hasta su interior. No había luz, era un lugar oscuro y tenebroso por eso Emily era incapaz de despegarse de James. De repente una rayo de luz les alumbró a sus ojos y ambos gritaron… ( escrito por Manuel de la Cruz)
¡Aaahhh! Emily retrocedió y comenzó a correr hacia el bosque, pero James no la siguió. De repente sonó un golpe fuerte en el suelo y James pensó que era su mujer que se había caído pero decidió seguir por su camino y no ir a buscarla, ya que le parecía más importante entrar en la iglesia. La luz era intensa y le molestaba en los ojos, por eso James se puso sus rojas gafas de sol. James siguió andando unas horas sin llegar, así que se puso bajo un árbol para dormir (Candela☆)
Ya por la mañana James se sentía mucho mejor para seguir su camino, estaba alejándose cada vez más de la Iglesia cuando se acordó de su mujer, Emily. No la había vuelto a ver y pensó en todas las cosas horribles que le podían pasar en el bosque, pero después se dijo a sí mismo que estaría bien y retrocedió su camino hacia la iglesia. Llegó a la Iglesia y la potente luz era insoportable, cuando se le acostumbró la vista distinguió detrás del altar…(Julia Abós)
Un objeto de cristal. Al acercarse cada vez más vio varios trozos rotos de cristal bañados en sangre. Quiso seguir el rastro. El corazón de James latía fuerte, sus manos sudaban. Cuando de repente oyó un grito de dolor y al girarse vio a un cura herido en el suelo con una brecha en la cabeza. James se abalanzó sobre el hombre intentando salvarlo…(Paula Guiral)
Ya era demasiado tarde, el cura había fallecido; así que James fue corriendo aterrorizado a llamar a una ambulancia. Encontró a un médico que la verdad es que no estaba muy contento porque nadie valoraba su trabajo y refuerzo, acababa de salir de trabajar y James fue corriendo a avisarle de lo que había sucedido. El médico no se lo pensó dos veces, fue lo más rápido que pudo a la Iglesia y mientras iba hacia ahí pens “'ahora verán lo estupendo que yo, Carlo, puedo llegar a ser”. (Escrito por Lucia Cortes)
 Al llegar a la iglesia, vieron que el cadáver del cura había desaparecido, en su lugar encontraron un papel arrugado, que parecía ser un pergamino, en el cual había un dibujo de la antigua villa de Salamanca que James tantas veces había visto en casa de sus padres. Ellos salieron corriendo de la iglesia en busca del cadáver del cura desaparecido. De repente escucharon que alguien les decía… (Aileen Vera)
-No busquéis. No le vais a encontrar.
-¿Quién eres y qué haces aquí? -replicaron ellos. Pero la voz no respondió. 
James y Carlo inundados por el miedo echaron a correr hacia la casa y se escondieron en una habitación. Se pusieron a pensar de quién podía ser esa voz.  Ellos pensaban que aquella voz no era humana, pero no sabían bien de qué era. (Daniela Mur) 
Era el asesino. Estaba en un robusto roble con abundantes hojas que le permitían camuflarse. James pensó en su mujer, que no la había visto en todo el día. Muy preocupado y con mucho miedo salió de la pequeña cabaña en busca de Emily. Estuvo buscándola durante mucho tiempo y mientras andaba debajo de pinos y carrascas se lamentaba de haber dejado sola a su mujer. (Escrito por Lucas Lalueza)
Tras unas cuantas horas buscando a su mujer, empezaron a escuchar unos gritos de desesperación. Parecía la voz de Emily y pensaron que el asesino del cura se la estaba llevando, cuando corrieron hacia los gritos vieron a un hombre con Emily a la espalda, entrando en una cabaña de madera al lado de la iglesia…(Samuel Izquierdo)
James corrió hacia la cabaña en busca de su mujer. En el suelo próximo a la puerta había trozos de tela rotos, que correspondian con la ropa de Emily. James se puso aún más nervioso de lo que estaba. Corrió hacia la ventana para ver lo que había y pasaba en su interior. Dentro se encontraba su esposa atada a una silla con cuerdas en las manos y en los pies, también había un hombre grande y  fuerte a su lado con una pistola apuntándole a su cabeza… ( Manuel de la Cruz)
James estaba aterrorizado ante la escena que estaba presenciando. El pánico lo tenía aterrorizado, le caían las lágrimas y sus piernas temblaban y no le llevaban.
Tras él, estaba Carlo que al ver la situación le propuso mantener la calma y trazar un plan para entrar en esa cabaña, a James no le salían las palabras, así que el doctor tomó las riendas y le propuso … (Lucía Martínez)
Entrar corriendo y mientras el doctor despistaba, James desataría a su mujer. En esos momentos, mientras hablaban, un horrible ruido sonó en el interior de la oscura y pequeña casita de madera y James y Carlo entraron de inmediato. A James le temblaban las piernas, le dolía la cabeza y se quedó petrificado al ver un cuerpo tendido en el suelo. El doctor se acercó más y pronto se dio cuenta de que era un cuerpo grande y musculado y solo estaba herido. ¿Donde estará Emily?(Paula Guiral)
El asesino estaba herido en el suelo con una brecha en la pierna y un gran corte en la espalda. James pensó que habría sido Emily para escapar de ese hombre. Cogió al asesino a rastras para llevarlo al pueblo mientras el doctor a la vez lo iba examinando. Cuando estaban casi llegando al pueblo entre los árboles apareció Emily. Tenía la ropa manchada y algún pequeño corte de cuchillo por el cuerpo pero estaba sana y salva. Después de unos segundos James corrió hacia ella.(Julia Abós)
-¡Emily! -grito mientras lloraba, pero no eran lágrimas de tristeza sino de emoción. 
Le dio un abrazo, pero a Emily le dolían las heridas. Mientras Carlo atendía al asesino en el suelo, James llevó a Emily al hospital. 
-Cariño, ¿fuiste tú quién hirió al asesino? -Le preguntó James a Emily. 
-Menos mal que el bebé está bien -Emily no contestó a su pregunta, sino que cambió de tema. -¿Qué bebé? -preguntó James….(Candela☆)
-Cariño -respondió Emily-, esa era la sorpresa que tenía preparada antes de que sucediera todo esto, siento no habértelo dicho antes. Estamos esperando un bebé. 
James empezó a llorar de la alegría, pero al no moverse ni decir nada, Emily pensó que sus lágrimas eran de tristeza. Le dijo James…(Lucía Martínez)
-Cariño, cálmate. Todo puede salir bien. Tú decides qué puedes hacer con el niño. Yo te apoyaré en tu decisión. (Paloma Garriga)
-No, yo sí que quiero tenerlo -respondió Emily-. Lo único que me preocupa es que esto acabe, todo lo que está pasando en el pueblo termine y que encierren al responsable de todo esto. Porque no quiero que le pase nada a nuestro hijo, pero falta poco para que nazca y aún no se ha solucionado nada y nadie sabe qué hacer. Creo que tenemos que investigar por nuestra cuenta, ¿qué te parece? (Daniela Mur)
-Vale - dijo James- a mí me parece bien que investiguemos por nuestra cuenta pero ahora cariño tenemos que ir a la consulta porque tienes unas heridas que si no las tratamos ahora podrían ir a peor. 
-De acuerdo -respondió su mujer. 
-Ahora que lo pienso -al cabo de un rato cuando salieron de la consulta James le dijo-, ¿va a ser chico o chica? Si es chico se llamará Gustavo y si es chica se llamara Amancia 
-No pienses tanto James -dijo Emily-, porque el bebé va a ser chic…   (Escrito por lucas lalueza)
o, y se llamará como tú quieras. 
-Se llamará Gustavo tal y como dije.
Emily asintió. En ese momento James sintió alegría y preocupación a la vez, y se preguntaba qué iba a pasar. ¿Podrían ellos solos atrapar al asesino? Cuando el bebé naciera, ¿todo esto habría pasado? Emily se fijó en él, tenía esa mirada de siempre, la mirada de…  (Sara Abidallah)
una persona que no descansa hasta que no resuelve el problema. James se dio cuenta de que seguía llevando el pergamino en el bolsillo. Sabía que la única persona que le podía ayudar era su tío Amancio, una de las personas más longevas y sabias de toda Salamanca. Quiso ir a hablar con él, pero cuando llegó a su casa, se encontró la puerta abierta y.... (Aileen Vera)
Encontró los largos y grandes pies del tío Amancio en el suelo. James aterrorizado se acercó a él y pronto vio que seguía vivo aunque tuviera heridas abiertas en el pecho. Enseguida llamó a la ambulancia y estuvo meditando qué podía haber pasado.
El tío Amancio era un hombre alejado de la sociedad así que era difícil conocerlo o localizarlo, ya que solo trataba con personas de la familia…(Paula Guiral)
A la gente su carácter le recordaba al abuelo de la serie Heidi, cosa que a él no le hacia nada de gracia. Enseguida llegó la ambulancia, conducida por una joven chica con coleta que no era del pueblo. James subió a la ambulancia con su tío y la médica que iba de copiloto le empezó hacer preguntas.
-¿Le duelen mucho las heridas? -Amancio afirmó con la cabeza,- ¿Cómo ha sucedido? 
-Un hombre mumuy grande llllego y me empezo a a golgolpear -dijo Amancio tartamudeando. (Candela☆)  
En ese momento James empezó a pensar quién podía haber atacado a Amancio. Emily también pensaba y a la vez recordaba al hombre que la había atacado a ella.
- ¿Recuerda algún rasgo del hombre? - Emily preguntó al tío Amancio. Amancio asintió levemente. -¿Qué recuerdas?
James miró a Emily, sintió que Emily sabía algo, algo que les podía llevar al asesino.  Amancio empezó a hablar, eran pocos rasgos pero algo era algo. Los rasgos que dijo son…(Sara Abidallah)
Era un hombre fuerte y robusto y bastante alto, Emily y James tras oír la descripción del hombre pensaron que seguramente sería el asesino. James le dijo a Emily que tendrían que irse a vivir a otra ciudad, por ejemplo, podrían buscar un piso en alquiler hasta que pasara todo esto…( Samuel Izquierdo)
Pero un poco más tarde los dos recordaron que la policía no estaba poniendo mucho de su parte para resolver el caso y pillar al asesino, así que al final decidieron quedarse en el pequeño pueblo.
Así, a la vez podían seguir investigando el caso. Cuando la ambulancia llegó al hospital y ellos a la consulta del médico, dejaron al tío Amancio allí y se volvieron a su pequeña casa para dormir. Por la mañana….(Julia Abós)
James y Emily se levantaron muy temprano, a las seis de la mañana. Tomaron un café, unas pastas y salieron de casa. Nada más salir de su casa tomaron el viejo y estrecho camino que les adentraba en el bosque, para encontrar más pistas del asesino. James había salido de casa con una escopeta y un paquete de cartuchos, que los guardaba en la mochila roja que llevaba Emily en la espalda con unos sacos de dormir, pues iban a dormir en el bosque cuando se hiciera de noche. Mientras dormían, escucharon unos ruidos de ramas, cada vez más cerca…(Lucas Lalueza)
Ellos, al escucharlo, se escondieron detrás de un frondoso árbol. James preparó su escopeta y requirió la ayuda de Emily para sacar los cartuchos de la escopeta por si eran necesarios. James para asegurarse de que los ruidos procedían de una persona, decidió subirse a la copa del árbol para tener mayor visibilidad, y ordenó a Emily que sacara su navaja de la mochila por si le atacaban a ella poder defenderse. De repente… ( Manuel de la cruz cuello)
-James, me parece que es él -Emily le gritó a su marido. James estaba en la copa del árbol y con escopeta cargada y preparada para disparar, pero el árbol era tan frondoso que apenas se veía La tensión del momento hacía que la noche fuera cada vez más oscura y se viera menos. James se preparó para disparar, cuando vio una sombra negra.
-¡No dispares que es un jabalí!, - De pronto Emily le gritó. 
James bajó del árbol y propuso volver a dormir, volvieron a los sacos y se durmieron, pero se volvieron a escuchar los ruidos pero esta vez venían de otra parte. Emily le preguntó a James si creía que era otra vez el jabalí, y James le dijo que sí. Pero de repente... (Lucía Martínez)
-¿Qué hacéis aquí? -alguien les preguntaba -. Ellos no contestaron. Se fueron aterrorizados hacia  los sacos. Los pasos de aquel hombre seguían avanzando lentamente y ellos aterrorizados se dieron la mano para apretarse uno al otro. Al final escucharon al hombre -Salid, salid no os voy a hacer nada!
Ellos salieron de sus sacos y se pusieron en enfrente de él vieron que en la mano tenía una escopeta.  
-¿Para qué la usas? -Emily aterrorizada le preguntó.
-Soy cazador -contestó - y he venido al bosque a cazar y me ha sorprendido veros aquí…(Lucía Cortés)
James se dio cuenta de que realmente era un cazador vecino del pueblo. La noche era muy oscura y le había hecho dudar. Empezaron a hablar y James y Emily se dieron cuenta de que el cazador preguntaba demasiado, parecía saber más de lo que decía. De repente preguntó por Amancio, su tío, pero solamente ellos y los médicos sabían lo que le había pasado. James le hizo un gesto a Emily para que se fuera corriendo, él se enfrentaría solo al cazador, pero cuando este se dio cuenta…(Aileen Vera) 
de que Emily se iba a escapar les dijo que fueran a su casa a tomar un café. James y Emily no tenían otra opción que aceptar esa propuesta. Cuando iban a la casa los dos iban de la mano y se apretaban mucho porque tenían mucho miedo. Al llegar a su gran casa que se encontraba en el pueblo entraron y nada más entrar Emily vio una estantería de armas y se la señaló a James. Él como sabía de armas se dio cuenta de que esas armas no eran para cazar sino para realizar un asesinato. Subieron al piso de arriba y entraron en una sala y había …(escrito por lucas lalueza)
ahí más armas aparte de las de el piso de abajo. Emily aterrorizada le dijo a James que fue una malisima idea que fueran a casa del cazador. James le dijo a Emily, mientras el cazador se encontraba en la cocina preparando cafés con un poco de veneno, que se fueran de aquella casa. Salieron lo más rápido posible pero el cazador escuchó la puerta al cerrarse, cogió una de sus armas y los persiguió hasta que les amenazó con matarles… (escrito por Lucía Cortés)
James asustado intentó mantener la calma sin embargo Emily parecía relajada. James al no saber qué hacer se puso delante de su mujer para protegerla. 
-Robert déjanos en paz -sorprendió Emily- y te daremos todo lo que tú quieras. 
-Quiero el mapa que tiene tu marido -respondió Robert. James sorprendido se lo dio
-¿Cómo sabías el nombre del cazador? -De camino a casa James le preguntó a Emily.(Paula Guiral)
Emily se puso nerviosa y James lo veía. No lo entendía. Emily empezó a hablar.
-Fue él quien me secuestró e hice todo lo posible por entretenerlo para que no me atacase. 
-Entonces, ¿le preguntaste quién era? -James vio el miedo en su mirada.
- Sí -respondió Emily.
-¿Estás segura de que no lo conoces de algo más? Porque es raro que un asesino te diga cómo se llama. 
La temperatura del cuerpo de Emily subía y no sabía por qué. No había hecho nada malo y ella lo sabía, pero se sentía culpada.(Sara Abidallah)
Al llegar a casa se fueron a descansar. Al amanecer James se asomó a la ventana y vio que hacía un día espléndido para ir al río, cogieron en la mochila todo lo necesario, se bañaron un par horas, tomaron el sol, y cuando ya casi se iba a hacer de noche decidieron ir casa. 
Al llegar a casa vieron que su puerta estaba abierta. Entraron, se oían ruidos por la parte de arriba de la casa, James decidió subir con un cuchillo en la mano. Al llegar se encontró... (Lucía Martínez)
Al tío Amancio que llevaba varios vendajes y parecía cansado. James se sentó a su lado y le preguntó: 
-¿Por qué no nos has avisado? Podríamos haber ido a buscarte, 
-Me trajo Carlo en ambulancia -Amancio que no se sorprendió por el cuchillo contestó- y me dijo que hiciera reposo pero Lia, mi gatita, últimamente me da mucho trabajo y pensé que os la podría traer para que la cuidaran.
A James no le hizo mucha gracia pero Emily aceptó encantada, a ella le encantan los animales… (Candela☆)
Se sentían familia con la gatita. Emily decidió ir a comprarle a la ciudad comida para gatos y algún colchón para que pudiera dormir y estar cómoda. Tardó unos veinte minutos en regresar.   
Cuando regresó se fueron los dos a la cama y Lia se acomodó en su blandito colchón. Ya por la mañana bajaron a desayunar, y vieron que la pequeña gatita no estaba. La empezaron a buscar por toda la casa, que al ser pequeña no les llevó mucho tiempo. Sobre las diez y media de la mañana decidieron ir a ver si se había vuelto a casa del tío Amancio, cuando llegaron allí… (Julia Abós)  
Lia estaba tumbada en la puerta maullando como si quisiera decir algo. James y Emily tocaron el timbre de la casa pero nadie contestó. A ellos les pareció muy extraño ya que el tío Amancio estaba con el brazo herido y tenía que hacer reposo. James y Emily intentaron forzar la puerta para intentar entrar pero no tuvieron éxito, así que decidieron llamar a un cerrajero para que la abriese... (Manuel de la cruz Cuello)
Cuando llegó el cerrajero les abrió la puerta y así pudieron entrar, Lia entró enseguida y detrás de ella entraron Emily y James. Cuando entraron vieron que en el piso de abajo no había nadie y pensaron que no había nadie en la casa y que Amancio se habría ido. Al principio se enfadaron porque él tenía que hacer reposo pero de repente vieron que Lia estaba arañando una puerta. Ellos extrañados la abrieron y allí encontraron…(Daniela Mur)
Al tío Amancio. Estaba tumbado en el suelo, desangrándose lentamente. James a punto de llorar le dijo gritando a Emily que llamase a una ambulancia, y  le preguntó a su tío qué le había pasado. Amancio contó que un hombre de pequeña estatura con mucha barba y de pelo escaso había abierto la puerta y le había clavado una navaja en el muslo. Mientras su tío gritaba de dolor, James estaba pensando quién podría haber sido, porque el cazador no era pequeño y de repente pensó en … (Lucas Lalueza)
Carlo, el médico que ayudó a James a salvar a Emily. Resultó que él no quería ayudarles, lo que quería era saber la dirección de la casa del tío Amancio. Sabía que en su casa había un sótano donde se encontraba unas joyas que había heredado de sus padres. De repente se escuchó un fuerte golpe. James no se lo pensó dos veces y cogió la escopeta, bajó al sótano y…(Samuel Izquierdo)
Lo que se encontró allí fue algo que seguro le costaría mucho olvidar, al fondo del sótano estaban reunidos Carlo, Robert y … ¡el cura!! James no podía creerlo. ¡El cura seguía vivo! y no solo eso, parecía que el que llevaba la voz cantante era él. James intentó darse la vuelta sin ser visto, pero... ¡Maldita sea!, Lia se cruzó entre sus piernas y lo hizo caer. Había sido descubierto. Vio como todos le miraban y…(Aileen Vera)
de repente sonaron las sirenas. Ellos pensaban que era la policía así que decidieron matarlos a todos y escapar a otro lugar. Emily seguía arriba sin saber lo que pasaba. James quería gritar pero se le hizo un nudo en la garganta y Emily lo llamó. 
-Vaya, vaya, vaya -sonrió el cazador- la mujercita está aquí. 
-No la toques -dijo James.(Sara Abidallah)
En ese momento James se dio cuenta de que la escopeta que había cogido estaba solo a unos centímetros de él, la cogió y apuntó al cazador con ella. Robert se quedó inmóvil frente a la escopeta, ya que sabía que tenía mucha potencia y le podía matar de un solo tiro. 
-Idos de aquí sin tocar a nadie y no os pasará nada, al contrario os dispararé -les dijo James.
Los tres delincuentes decidieron irse…(Julia Abós)
James en que cruzaron la puerta, subió corriendo a ver a su mujer. Emily estaba despidiendo la ambulancia que se llevaba a Amancio. Emily le contó a James lo que habían dicho los médicos de su tío y James también aprovechó para contarle lo sucedido hasta que… (Candela☆)
Sonó el teléfono de James. Rápidamente Emily al ver el número lo cogió al instante. James le preguntó quién era pero ella lo ignoró y se alejó para hablar por teléfono. Al terminar de hablar Emily le empezó a dar explicaciones sin sentido. Cuando llegaron a casa, James se alejó de Emily y volvió a llamar al número. Al escuchar la voz supo que era Robert, el cazador. ¿Para qué llamaría el cazador a Emily? (Paula Guiral)
James no paraba de hacerse preguntas en su cabeza: ¿Para qué la había llamado? ¿Estaría compinchada con todos ellos?... James cada vez empezaba a sospechar más de su mujer. Ella nunca tenía secretos con él, pero esta vez era diferente: iba a tener un hijo y no lo sabía, recibía llamadas... pero la pregunta que más se repetía en su cabeza  era por qué no me quería contar la verdad sobre quién la había llamado. James se cansó de no saber la verdad entonces decidió preguntarle a su mujer. (Lucía Martínez).   
Emily se quedó helada tras la pregunta de su marido, y después de unos segundos le contestó  que era un amigo de la escuela. James ante su respuesta se enfadó mucho más ya que ellos siempre se contaban los problemas, se ayudaban el uno al otro y lo más importante para James, que no se mentían. Emily se dio cuenta de que James se estaba enfadando mucho y por eso le 
- Está bien, voy a contarte la verdad pero que necesitaré tu ayuda. -James le dio su palabra y… (Manuel de la Cruz Cuello)- 
-Emily había pedido ayuda a Robert que se hizo pasar por malvado para que luego le contara a Emily todos los planes que tramaban Carlo y el asesino-. James tras oír eso le dijo a Emily…(Samuel Izquierdo)
-Mmmmm… muy bien Emily, que lista!! Pero ¿por qué no me lo habías contado?
-porque pensaba que si te lo contaba te ibas a enfadar -ella contestó temblorosamente- entonces decidí no hacerlo. 
-pero sabes que yo si me dices las cosas no me enfado -le dijo James - pero si no me las dices eso me molesta. 
Emily pego un chillido y dijo que le dolía mucho mucho la tripa y que fueran al médico. James pensaba que era el bebé y efectivamente era el bebé. Se pusieron muy contentos al saber que estaba a punto de nacer para ser exactos nació a las 21:46 en domingo, antes de tiempo. (Lucía Cortes)
Cuando los médicos les trajeron al recién nacido se dieron cuenta que era una niña y estaban muy felices y como lo habían dicho antes, le pusieron Amancia. James fue a ver a Amancio que estaba en una habitación del mismo hospital en el que había nacido Amancia. James le dio la noticia de que era niña y de lo orgulloso que estaba Amancio decidió regalarle las preciosas joyas a Emily. Y…(Sabina ツ) 
Los ladrones que también querían las joyas del tío Amancio hicieron todo lo posible para seguirlos al salir del hospital ya que cuando todo termine se irían a vivir a la ciudad de Salamanca y no los encontrarán en ese momento…(Laura Viñuales)
Estaban a punto de darle el alta al tío Amancio pero al momento el pobre hombre se encontró peor. Los médicos no tenían explicación porque hacía un momento estaba perfecto. James se acercó para preguntarle qué le había pasado y el viejo respondió: Una mujer me dio unas magdalenas y entonces me sentí peor.  Mientras tanto Emily entró en la habitación y el tío empezó a temblar ...
(Paula Guiral)
Emily le recordaba tanto a la mujer que le había dado las magdalenas. Un escalofrío le recorrió todo el cuerpo. ¿Emily tenía una doble? ¿una hermana gemela quizás? o lo que era peor, ¿había sido la propia Emily la que disfrazada lo había intentado envenenar? Intentaría hablar con James en privado…..(Aileen Vera) 
James se llevó a fuera a Emily. James sentía furia, tristeza y decepción. 
-¿Qué has hecho Emily? -dijo James destrozado. 
-No he hecho nada. 
-Ahora no me mientas, dime la verdad. ¿Has sido tú la que ha envenenado a Amancio?, esto es grave Emily, ¿lo entiendes o no?
Emily bajó la vista al suelo, y entonces dijo…(Sara Abidallah)
-Sí, fui yo, pero lo tienes que entender. 
Ella intentaba explicárselo a su marido, pero él no la escuchaba, sentía furia, tristeza pero lo peor de todo se sentía decepcionado porque Emily le había fallado.  
-Estoy compinchada con Robert,  si no les ayudaba a quitarle las joyas al tío Amancio nos quitarían a Amancia nuestra propia hija.
 James se dijo a sí mismo: ¿para que la querrán?...(Lucia Cortes)
-Compruébalo tú mismo -dijo Emily y le dio su móvil. 
James leyó la conversación en voz alta:
-Robert 19.05:consíguenos las joyas o nos quedaremos con tu hija
 -Emilly 19:15: Para que la queréis?
 -Robert 19:16: a ti eso no te importa.
 James respondió: (Candela☆)
-y tú , ¿por qué te hablas con ellos? -Su mujer tardaba en decirlo. James se preguntaba: ¿Es verdad que trabaja para ellos? ¿Desde cuándo? ¿Si no trabaja para ellos, cómo tienen su número?
-Vale, te voy a decir todo -al final Emily le dijo a James-. Un día normal y corriente estaba haciendo la ruta que hago andando todos los días y de repente el cazador y el cura me dijeron que tenía dos opciones: darle las joyas y ellos me darían 50.000€ o no darles las joyas y matarían a nuestro bebé. (Lucas Lalueza)
James le recordó a Emily que el tío Amancio ya le había heredado las joyas y que no hacía falta envenenar a Amancio con magdalenas. Decepcionado y preocupado por la seguridad de su hija y de Emily le dijo que debían acudir a la policía para denunciar al Robert y al cura por amenazarlos, en ese momento empezó a llover, parecía que era una tormenta eléctrica y el hospital se quedó sin luz, el bebé empezó a llorar…(✩ 𝒮𝒶𝒷𝒾𝓃𝒶 ✩)
La mujer lo intentaba calmar y James mientras tanto se sentó a reflexionar en una butaca. Había sido un día muy largo y habían pasado muchas cosas. A James no se le paraban de pasar preguntas por la cabeza: Primero Emily le dijo que estaba compinchada con el cazador, luego el cazador era malvado… James no entendía nada y con esos pensamientos se quedó dormido…(Paula Guiral)
Cuando despertó, en la habitación no había nadie, ni el bebé ni Emily. Fue corriendo a preguntar a las enfermeras si la habían visto. Las enfermeras exaltadas no vieron nada porque acaban de entrar a trabajar en el turno de mañanas. James fue a la habitación de Amancio para ver si ellas estaban allí. Cuando llegó a la habitación, estaba el tío Amancio desayunando pero no había ni rastro de Emily ni del bebé. James estaba muy nervioso y por eso se sentó en una silla… ( Manuel de la cruz) 
James le preguntó a Amancio si había visto a Emily y al bebé pero él negó con la cabeza. Se estaba poniendo nervioso así que salió afuera para ver si estaban allí, pero nada. 
James estaba intentando recordar el número del cazador pero recordaba solamente dos cifras.
Se fue corriendo a …(Sara Abidallah)  
El aparcamiento del hospital a por el coche. Por el pasillo encontró el bolso de Emily, lo abrió y cogió el teléfono, además de ver que tenía 25 llamadas perdidas suyas, vio que había estado hablando con Robert. Después de haber leído la conversación, supo que Emily y Amancia habían sido secuestradas. James no lo dudo un segundo. Llamó a la policía. James al principio no fue educado, les gritó: ¡Vosotros habéis investigado o os habeis tocado la tripa!....(Candela☆
Entonces, el policía que se encontraba al otro lado del teléfono le tranquilizó y le dijo que investigarían la desaparición de su mujer y su hija, pero que tendría que poner de su parte y dar datos que explicando todo lo que había ocurrido, estaba muy furioso consigo mismo por no haber hecho nada para evitar el secuestro pero aún tenía esperanzas de que la policía pudiera ayudarle… (Celia)
James les dijo que la última vez que las había visto fue la noche anterior, en el hospital, él se quedó dormido y cuando despertó ya no estaban. Les contó que la habitación del tío Amancio donde había dormido era el número 123 y que también podían buscar pistas allí. Les dio el bolso de Emily que había encontrado en el pasillo del hospital para ver si encontraban más pistas allí sobre el secuestro.(Julia Abós)
Y así fue, en el bolso de Emily se encontraba su iphone 11 pro Max y la policía lo encendió. Le preguntaron a James la clave y le dijo que era 1234. Lo abrieron y entraron en whatsapp, buscaron contactos,  se pusieron en el del cazador y vieron que había un mensaje eliminado. La policía lo hackeo y pudo ver qué había en ese mensaje...(Lucas Lalueza)
“Esta es tu última oportunidad: o nos das las joyas o nos quedaremos con tu hija”. Al ver ese mensaje todos pensaron lo mismo: Emily no les había dado las joyas aún, las habían secuestrado para quedarse con Amancia. Entonces uno de los policías lo dijo en voz alta, pero James ya lo había pensado. A lo que James añadió pero, ¿por qué se llevaron a Emily? y un policía le respondió…(Daniela Mur)
-Pues nosotros no lo sabremos hasta que investiguemos profundamente la desaparición de tu mujer.
Esa mañana James al terminar de hablar con los policías se fue con el bolso de Emily a casa.
Una vez en casa James miró el móvil de Emily y vio un mensaje nuevo que le acababa de llegar en ese mensaje ponía que Robert sabía que James cogería el móvil y puso dónde se encontraban, en la capilla del cura entonces James fue corriendo a ahi…(Lucia Cortés ♡)
Nada más llegar a la capilla del cura se encontró a Emily con una bolsa. Detrás, se encontraba el cazador apuntando con una escopeta y el cura tenía en sus manos a Amancia . Y de repente dijo sabía que vendrías es tu última oportunidad: o nos das las joyas o las matamos. De Repente…( (Samuel Izquierdo)
Llegaron un hombre y una mujer, parecía que sabían lo que hacían al llegar a esa capilla, James se preguntó: ¿Vendrán a rescatarnos o serán complices? Ambos llevaban metralletas y un chaleco antibalas. 
El arma del cazador dejó de apuntarle y apuntaba a la pareja que había entrado en ese mismo instante, no parecían asustados sino seguros de los que estaban haciendo. De repente él dijo… (Lucía Martínez) 
¿Quiénes sois? La pareja no respondió pero se quedaron mirándolos fijamente, en ese momento James vio que era el policia que habia hackeado el teléfono de Emily. La pareja apuntó con las armas al cazador y al cura en ese momento…(Laura Viñuales).
James entretenido con la escena no se dio cuenta de que Emily ya no estaba y las joyas tampoco, sin embargo, el bebé seguía en el suelo llorando. ¿Habría conseguido Emily escapar? James aprovechó para coger a su pequeña Amancia y apartarla de esos delincuentes. Al asomarse por la puerta localizó un coche conducido por Emily acompañada de Carlo, el médico. James pegó un grito ahogado: ¡Emily! Y el coche  se alejó lo más que pudo...(Paula Guiral)
Emily gritaba por la pequeña ventanilla del coche mirando hacia atrás ¡AYUDAAA! James echó a correr tras el coche pero era imposible alcanzarlo. James pensó en llamar a la policía pero no lo hizo ya que estaban en una situación peligrosa. Así que en vez de llamarlos , fue a comisaría para pedir ayuda. Lara que era la policía del mostrador tomó nota de todo lo que dijo, como era un caso difícil y urgente Lara se lo comunicó a su jefa directamente para que organizara el operativo…
(Candela☆)
Todos los agentes de policía que había en ese momento en la comisaría salieron a buscar a Emily y al secuestrador. James dejó a Amancia a cargo de Lara, que estaba encantada, y se fue detrás de los agentes a buscar a su mujer. Se separaron por toda la ciudad. Cuando llevaban ya un rato buscando, James se encontró con Emily en un estrecho callejón de la ciudad. Los dos se abrazaron muy fuerte y se fueron a buscar a su hija.(Julia Abós)
Iban los dos acompañados de la mitad de agentes, ya que la otra mitad se fue a por el cazador y el cura. El momento estaba tenso. Recorrieron en ese momento la mitad del pueblo cuando a James se le ocurrió que tal vez estaban en el bosque. Corrieron a por los coches ya que llegarían más rápido. Llegaron a la cabaña y allí se encontraba. Carlo, el doctor estaba esperándolos a ellos como si supiera…(Sara Abidallah)  
Que algo había salido mal. El cazador y el cura corrieron hacia la cabaña para contarle lo que había pasado. El médico estaba muy enfadado y les dijo que entraran porque tenían que hablar. Entonces, la policía rodeó la cabaña y espero a ver qué ocurría en el interior de la cabaña. El médico les preguntó: -¿Qué ha pasado? El cazador y el cura estaban temblando y le contestaron al unísono: -No se enfade jefe. En ese momento, el médico sacó… ( Manuel de la cruz)
un aparato que tenía la localización en un mapa de Emily. Al ampliar la imagen del mapa dijo: No puede ser les habéis traído hasta aquí panda de inútiles no sabéis hacer nada solos o qué. Solo os he pedido las joyas. Después de esa bronca abrió una trampilla que había en el suelo con tres equipamientos militares, con chaleco antibalas, un fusil con mira térmica, una pistola, por si acaso casco y una navaja. El cazador y el cura se quedaron alucinados al ver eso y el médico dijo tenemos que salir de la cabaña…(Lucas Lalueza)
Los tres, el médico Carlo, el cazador Robert y el falso cura, salieron equipados. No se esperaban que el dispositivo policial rodeara la cabaña. En el mismo instante en que vieron a todos los policías supieron que sus sueños de riqueza se esfumaban.  Todo por aquella insignificante familia salmantina que, ajena a esta situación, disfrutaba de unas primeras horas de felicidad familiar. 


FIN